Cuantas manos al volante?

Al conducir un automóvil, una o dos manos al volante?

Según dicen algunos, es necesario tener ambas manos al volante al momento de conducir un automóvil.

Sin embargo, en la dirección de tránsito los examinadores concuerdan con que una sola mano es suficiente. Informan que por ley 18.290 solamente las licencias profesionales A3 y A5 son las que tienen la obligación de llevar ambas manos al volante.

Por otra parte, la lógica de fabricación del automóvil nos dice que el fabricante ha diseñado su máquina para ser conducida con la mano izquierda al volante todo el tiempo, mientras que la mano derecha se usa para pasar los cambios y activar todos los otros controles con que cuenta el vehículo, tales como llave de encendido, freno de mano, ventilador, calefacción, limpia parabrisas, etc.

Analizando el funcionamiento del cuerpo humano, nos encontramos con que el cerebro consta de dos lóbulos, los que controlan en forma cruzada un lado del cuerpo, o sea, el lóbulo izquierdo controla los movimientos de mano y pié derecho y viceversa.

Son bastantes las cosas que hay que hacer y atender cuando se conduce un vehículo motorizado, como controlar la visual frontal por vehículos, peatones, letreros y señales de tránsito, controlar la velocidad verificando constantemente el velocímetro, mantener la armonía entre velocidad y cambio para obtener un óptimo desempeño del vehículo, controlar el espejo retrovisor para tomar conocimiento de los vehículos que nos siguen, los espejos laterales para mantenerse en posición que evite colisiones con los vecinos de pista, entre otras tantas actividades necesarias que deben ser atendidas con total atención y concentración.

Cuando ponemos la mano izquierda en el volante con el propósito de controlar la dirección de desplazamiento, el lóbulo derecho del cerebro queda dedicado a hacer esa función. Eso nos deja el lóbulo izquierdo del cerebro disponible para atender a todas las exigencias mencionadas anteriormente.

Pero si le ponemos las dos manos al volante de dirección del vehículo con el objeto de controlar la dirección con ambas manos, entonces la pregunta que surge es: ¿con cuál área del cerebro se pueden atender a todas las otras exigencias mencionadas?

Ese razonamiento me hace llegar a la conclusión de que la forma correcta de conducir un vehículo motorizado es llevando la mano izquierda en el volante de dirección todo el tiempo, sin nunca soltarlo, mientras que la mano derecha se deja en posición de descanso, lista para ser usada en cualquier menester que se presente como necesario.